Estudios biomecánicos, que les diferencia

image

 

 

Son muchos los post que circulan hablando de cómo realizar un estudio biomecánico, de cómo adaptarnos la bicicleta con unos estándares, pero realmente ¿de qué consta un estudio biomecánico? Espero poder arrojar un poco más de luz en este tema aún bastante desconocido.

 
Intentaré clasificar los diferentes niveles que se han creado en la biomecánica ciclista y que genera confusión. Ya que a todo se le llama estudio biomecánico.

 
Voy a dar nombre a cada uno de ellos y dar una explicación de los mismos.

 
AJUSTE BÁSICO:
Los conocimientos del encargado en realizar el ajuste, en el mejor de los casos es haber realizado un curso básico o de nivel 1 en estudio biomecánico.
Es el que nos realizaran normalmente en las tiendas con la compra de nuestra bicicleta, también podremos ir con nuestra bici a realizarlo.

 
Son ajustes que duran poco más de 30 min y en los que se mide al ciclista, su entrepierna, antebrazo, etc y se utilizan fórmulas con coeficientes para obtener unas medidas que luego se trasladaran a la bicicleta.
Es el más genérico de todos ya que no se tienen en cuenta la fisiología del ciclista, ni posición sobre la bicicleta, ni patrón del pedaleo.

 
No se utiliza ningún tipo de tecnología para realizarlos, solo un programa para calcular los valores estandarizados de altura del sillín, retroceso, distancia-altura manillar. Solo herramientas básicas como goniómetro, rodillo convencional y laser o plomada.

 
AJUSTE PROFESIONAL:
Aquí los conocimientos del encargado de realizar el ajuste ya son cursos finalizados y empieza a haber la capacidad de análisis, argumentación y criterio a la hora de hacer el ajuste.

 
Su duración ya se extiende a una hora, hora y media. Ya hay una entrevista para conocer la vida ciclista, evaluación básica en camilla en la que se estudia un poco la fisiología del ciclista para ir determinando cual será el camino a seguir con el ajuste de la bici y valoración de su posición en la bicicleta antes de realizar cualquier cambio.

 
Podríamos decir que este sería el paso a realizar antes de empezar con un estudio biomecánico, ya que la tecnología a utilizar suelen ser apps de video análisis que podemos descargar para nuestros móviles o Tablet, pero que son bastante imprecisas en los valores que obtenemos pero son de gran ayuda para ver qué camino estamos tomando. Las herramientas que utilizaremos son las mismas que en un ajuste básico. Pero aquí dependiendo de dónde nos lo realicen podrán tener sillines, potencias y manillares de test o asesorar en el cambio de alguno de ellos con criterio.

 

ESTUDIO BIOMECÁNICO BÁSICO:
Ya empezamos a hablar de personas que además de realizar uno o varios cursos de biomecánica ciclista, seminarios o asistir a conferencias de esta profesión se dedican al campo de la salud tales como fisioterapeutas, osteópatas, quiromasajistas, podólogos y entrenadores. Aquí los conocimientos en fisiología humana ya son mucho más amplios que los que se pueden obtener realizando un solo curso en biomecánica. Pero un plus muy importante es que se conozca la bicicleta, haber pasado horas encima de ella marca la diferencia a la hora de interpretar las sensaciones que nos describe el ciclista en la entrevista previa al estudio respecto a otro analista que no monta nunca. Poder realizar esa conexión ayudara mucho con los ajustes a realizar.

 
La duración puede variar en función del analista, pero rondará dependiendo de la complicidad por realizar un buen trabajo las dos horas y media.
Constará de una entrevista inicial, de una valoración en camilla más exhaustiva. Valorando pies, tobillos, rodillas, cadera, dismetrías, flexibilidad, rango articular. Si las limitaciones son estructurales o por tensión muscular, se harán algunos ejercicios para valorar el control sobre el sistema neuromuscular y para ver si hay disfunciones musculares que incidan en las estructuras como arco plantar, pies, rodilla, cadera. Se valorará al ciclista mientras pedalea en su posición inicial. Y a partir de aquí se empezará a reeducar al ciclista y a instruir en cómo puede mejorar su posición sobre la bicicleta y que a la hora de empezar a justar la misma él ya haya adoptado una correcta posición. Ya que si no eliminamos los problemas primarios que pueden generar o generan molestia o lesión es cuestión de tiempo que aparezcan o vuelvan aparecer.

 
Aquí ya empezamos a ver tecnología más específica para la realización de los estudios biomecánicos. Tal como un rodillo específico para la obtención del patrón de pedaleo que es una herramienta básica para empezar hacer estudios biomecánicos ya que nos arroja una información importantísima de que sucede en el ejercicio de pedalear del ciclista y cómo influyen algunos de los cambios que hayamos realizado. El láser y video análisis también están presentes.

 
ESTUDIO BIOMECÁNICO PROFESIONAL:
Hay poco más a añadir en lo que a estudios o formación se refiere o a protocolo en la realización del estudio. Ya depende de cada profesional y lo que quiera profundizar buscando información, artículos, conferencias…

 
Donde reside la gran diferencia y lo que genera un desmarque respecto a los demás es la tecnología a utilizar. En este tipo de estudios biomecánicos se utilizan herramientas diseñadas únicamente para este fin, con las que se obtienen una gran información del ciclista mientras pedalea y que todas ellas trabajan en sinergia la una con la otra. Rodillo específico, captura del movimiento en 3D de los 8 puntos articulares simultáneamente, obtención de huellas de presión de pies y sillín son tres pilares fundamentales en la realización de un estudio biomecánico.

 
Dicho de otra forma LA ENERGIA CINÉTICA, LA CINEMÁTICA Y LAS PRESIONES. Si una de las tres falla, la obtención de datos de las otras dos ya no será tan precisa. Trabajar sin uno de estos tres pilares limita la seguridad de saber si los cambios que realizamos son correctos o si generan el efecto que buscamos al aplicarlos.
Podremos saber si la colocación de una cuña, alza, plantilla customizada, sillín, cala…. está realizando el efecto que buscamos, ya que tendremos datos con los que contrastar que hacen su función. O por el contrario, si no hay ninguna mejora buscar otra solución más efectiva.

 
Herramientas que sin unos conocimientos sólidos en este campo tampoco harían el trabajo del analista. Ya que no dejan de ser un soporte muy útil. Pero es la formación del profesional lo que da el valor a realizar un buen trabajo y sacar el máximo partido a esta tecnología.

 
Espero haber aclarado la diferencia entre un ajuste básico y un estudio biomecánico profesional. Y que no a todo se le puede llamar estudio biomecánico. O al menos que os ayude a la hora de decidiros o de informaros de qué os están ofreciendo.

 
Hay una gran variedad de centros que se dedican a ofrecer este servicio y la diferencia la marcará la profesionalidad del analista y sus conocimientos. Pero la especialización en este terreno tanto en formación como en obtención de las mejores herramientas y tecnología y la combinación de las dos es lo que se desmarca a la hora de ofrecer un servicio con grandes garantías de haber realizado un trabajo excelente.

 

si os a gustado no olvideis compartir.

saludos!!

enlaces de interes

http://biobikesalut.com/2016/01/29/plantillas-customizables

http://biobikesalut.com/2016/01/16/el-sillin-correcto

http://biobikesalut.com/2016/01/14/cunas-si-cunas-no